Información para Profesionales Material de Lectura
raffo > Profesionales de la salud > material de lectura
Psiquiatría 26 / 09 / 2019

Tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo durante el Embarazo

  • 1
Para más información, comuniquese con nosotros a info@raffo.com.ar

Artículo: 160697

Título Periodístico: Tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo durante el Embarazo

Título original: Pharmacotherapy of Obsessive-Compulsive Disorder During Pregnancy: A Clinical Approach

Autor: Uguz F

Institución: Necmettin Erbakan University, Konya, Turquía

Fuente: Revista Brasileira de Psiquiatría 37(4):334-342, Dic 2015

Esencia: No existen pautas que se adapten a todas las enfermas, de modo que la decisión de indicar tratamiento farmacológico, especialmente en las pacientes con trastorno obsesivo compulsivo leve a moderado, debe tomarse en forma individual. Cuando se opta por la terapia farmacológica, los antidepresivos de elección son la sertralina, el citalopram y el escitalopram, en tanto que la risperidona se considera el mejor antipsicótico.

La decisión de indicar tratamiento farmacológico en las embarazadas con trastorno obsesivo compulsivo (TOC) siempre debe ser individualizada. En las pacientes con depresión o trastornos de ansiedad leves a moderados, se desconoce si el uso de psicofármacos es superior a la falta de terapia, en términos de la seguridad para el feto. Cuando se opta por la terapia farmacológica, los antidepresivos de elección son la sertralina, el citalopram o el escitalopram, en tanto que la risperidona se considera el mejor antipsicótico. Los antidepresivos de segunda, tercera y cuarta líneas son la fluvoxamina, la fluoxetina y la paroxetina, clomipramina o venlafaxina, en ese orden. Igualmente, los antipsicóticos de segunda, tercera y cuarta líneas consisten en el haloperidol y la quetiapina, la olanzapina y el aripiprazol, en ese orden.

No es infrecuente que el TOC, una enfermedad psiquiátrica asociada con compromiso importante de la calidad de vida y de las funciones sociales y laborales, aparezca en mujeres jóvenes, en edad reproductiva. En un metanálisis reciente, la prevalencia de TOC durante el embarazo y el puerperio fue del 2.07% y 2.43%, respectivamente; ambos períodos parecen asociados con un riesgo incrementado de TOC. Asimismo, el embarazo y el puerperio pueden acompañarse de agravamiento o mejoría de los síntomas psiquiátricos. La información en conjunto sugiere que el TOC podría afectar el desarrollo neurológico fetal. En las últimas dos décadas, el interés por el uso de antidepresivos y antipsicóticos durante la gestación ha crecido de manera sustancial.

El TOC a menudo se trata con antidepresivos serotoninérgicos, por ejemplo con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y clomipramina, como también con agentes antipsicóticos.

Los ISRS son los fármacos psicotrópicos más comúnmente utilizados durante el embarazo. Como clase de fármacos, los ISRS no parecen asociarse con un riesgo aumentado de malformaciones congénitas. Sin embargo, los estudios recientes sugirieron que la paroxetina y la fluoxetina podrían ejercer efectos deletéreos sobre el feto. En un metanálisis reciente, la paroxetina y la fluoxetina, no así la sertralina o el citalopram, incrementaron el riesgo de malformaciones congénitas. En cambio, en un trabajo, la paroxetina y la fluoxetina no se asociaron de manera significativa con mayor riesgo de malformaciones congénitas. En tres metanálisis, los odds ratio (OR) de malformaciones congénitas, asociados con la exposición materna a fluoxetina, estuvieron entre 1.12 y 1.25.

 Igualmente, en diversos ensayos, la exposición intrauterina a la paroxetina aumentó el riesgo de malformaciones cardíacas; este incremento del riesgo se confirmó en dos metanálisis recientes. En función de los hallazgos en general se recomienda no utilizar paroxetina o fluoxetina, como antidepresivos de primera línea, en el primer trimestre de la gestación.

En las últimas décadas, el uso de antipsicóticos, sobre todo de antipsicóticos de segunda generación (ASG), en las embarazadas aumentó considerablemente. La información en conjunto sugiere que estos fármacos no se asocian o que sólo incrementan, de manera leve, el riesgo de malformaciones congénitas; no obstante, los hallazgos de los estudios deben analizarse con cautela por las limitaciones metodológicas.

De hecho, los estudios prospectivos de cohorte y los trabajos que utilizaron los datos proporcionados por registros de nacimiento indicaron una prevalencia relativamente alta de defectos congénitos, en asociación con la exposición prenatal a agentes antipsicóticos; en comparación con las mujeres sanas, el riesgo fue 1.5 a 2.5 veces más alto.

El haloperidol ha sido uno de los antipsicóticos más utilizados, antes de la introducción de los ASG; incluso así se dispone de muy pocos trabajos de buen diseño para establecer con precisión el riesgo de desenlaces neonatales adversos en relación con su uso. Hasta ahora, el haloperidol no parece vinculado con mayor riesgo teratogénico.

La decisión de indicar tratamiento farmacológico para el TOC durante la gestación es difícil y debe basarse en diversos factores, entre ellos el riesgo de la enfermedad psiquiátrica no tratada, los posibles efectos de los psicofármacos y los antecedentes personales y familiares de trastornos psiquiátricos. Cualquier decisión debe ser discutida en profundidad con la paciente y sus familiares.

Lacosamida Monoterapia: Seguridad y Efectividad en la Epilepsia Focal Conversion to lacosamide monotherapy in the treatment of focal epilepsy:...
Mejor Ezetimibe-estatina que Estatina Sola para Reducir el Colesterol Cardiometabólica Ezetimibe Added to Statin Therapy after Acute Coronary Syndromes Cannon...
Los Ácidos Grasos Omega-3 Reducen el Riesgo de Desarrollar Diabetes Tipo 2 Clínica médica Serum Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids and Risk of Incident Type...