Contáctenos (011) 4509-7100
Información científica
para profesionales


← Volver a Material de lectura

Flebología Publicado el día 2016-12-07
El tratamiento de los pacientes con úlceras venosas debe ser integral
Ulceras venosas
El tratamiento de los pacientes con úlceras venosas incluye cambios en el estilo de vida, terapia compresiva, cuidado del lecho ulceroso y farmacoterapia. En ciertos casos, también son necesarios la cirugía y los injertos de piel.

Las úlceras venosas son la causa más frecuente de úlceras en los miembros inferiores y se deben a la insuficiencia venosa crónica (IVC) avanzada. La evaluación de los pacientes con úlceras venosas requiere una anamnesis completa, que incluya la valoración de los antecedentes de trombosis venosa profunda y de estados de hipercoagulabilidad. En el examen físico se buscan signos de IVC, como las venas varicosas, la dermatitis por estasis y la hiperpigmentación cutánea. En caso de úlceras crónicas o recurrentes, se solicita cultivo y biopsia de la lesión, que se acompaña por una evaluación nutricional, física y bioquímica y por estudios complementarios. El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida, terapia compresiva, cuidado de la úlcera e intervenciones farmacológicas. Los cambios del estilo de vida se asocian con la prevención del sedentarismo, aunque deben aplicarse programas supervisados con control adecuado del dolor. La elevación de las piernas promueve el drenaje y el retorno venoso, disminuye el edema y mejora la microcirculación, entre otras ventajas. El tratamiento compresivo disminuye la hipertensión venosa y la reacción inflamatoria y mejora el drenaje linfático, la microcirculación y los niveles de oxígeno transcutáneo; junto con el cuidado del lecho ulceroso, es el tratamiento esencial de las úlceras venosas. La estrategia quirúrgica parece disminuir la tasa de recurrencias y es más beneficiosa en pacientes con reflujo venoso superficial o segmentario profundo. El cuidado del lecho ulceroso promueve la curación y consiste en el debridamiento y el control del exudado y de las infecciones. El tratamiento farmacológico con pentoxifilina y flebotrópicos tiene el fin de disminuir la inflamación generada por la hipertensión venosa. Finalmente, los pacientes que no mejoran mediante el tratamiento habitual pueden recibir injertos de piel. Lo antedicho pone de manifiesto la importancia del tratamiento integral de los pacientes con úlceras venosas.



Copyright © Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC), 2016


 


Para más información, comuniquese con nosotros a info@raffo.com.ar


© 2015 Laboratorio Raffo S.A. | Todos los derechos reservados. Complejo Empresarial Urbana I | Int. Cnel Amaro Ávalos 2829
Edificio I | 3er Piso | B1605EBQ | Munro | Pcia. de Buenos Aires | Tel./Fax: (011) 4509-7100