Contáctenos (011) 4509-7100
Información científica
para profesionales


← Volver a Material de lectura

Flebología Publicado el día 2016-12-07
Ventajas de la embolización de las venas pelvianas ante el dolor generado por congestión venosa
Embolización de las venas pelvianas
El cateterismo guiado por venografía es beneficioso en la mayoría de las pacientes con dolor pelviano por congestión venosa, especialmente si también se ocluyen las venas ilíacas internas. Este método es útil, aun en presencia de recidivas.

La presencia de várices a nivel de los ovarios u otra región de la pelvis es observada en mujeres adultas, especialmente ante el antecedente de al menos un parto vaginal o de un trabajo de parto prolongado. Este cuadro generalmente se diagnostica mediante el examen ginecológico o debido a la presencia de síntomas sugestivos. El diagnóstico por imágenes también es útil, incluida la venografía y la ecografía transvaginal o transperineal. La embolización por catéter con venografía de las venas ováricas incompetentes y de las venas ilíacas internas tiene pocas complicaciones, las cuales incluyen la migración de los ovillos, los hematomas cervicales leves y el ardor cervical o torácico. El procedimiento consiste en el acceso por una vena como la femoral, la subclavia o la braquial hasta llegar a la vena con incompetencia para efectuar la embolización. Es posible otorgar el alta luego de 1 a 2 horas del procedimiento. Transcurridas 6 semanas, se realizan ecografías de control. De acuerdo con la información disponible, en hasta el 80% de las mujeres con dolor pelviano por congestión venosa se observa mejoría parcial o completa del dolor crónico cuando se tratan las venas ováricas, y este porcentaje es de hasta el 94% cuando, además, se ocluyen las ilíacas internas. Este método también sería útil para tratar la recidiva de várices luego de la cirugía, con gran mejoría en el dolor pelviano. Hasta el momento no se cuenta con información definitiva sobre la eficacia este procedimiento. Esto se debe, en parte, a las dificultades inherentes al diagnóstico clínico y radiológico del síndrome de congestión venosa pelviana.

Puede concluirse que la embolización venosa guiada por venografía, especialmente a nivel ovárico, es un procedimiento cada vez más utilizado por los flebólogos implicados en el tratamiento de las pacientes con insuficiencia venosa, inclusive en presencia de recidivas luego de la cirugía.

 

Copyright © Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC), 2016


 


Para más información, comuniquese con nosotros a info@raffo.com.ar


© 2015 Laboratorio Raffo S.A. | Todos los derechos reservados. Complejo Empresarial Urbana I | Int. Cnel Amaro Ávalos 2829
Edificio I | 3er Piso | B1605EBQ | Munro | Pcia. de Buenos Aires | Tel./Fax: (011) 4509-7100